cita

bandera-blog

Viernes, 24 Julio 2015 00:00

Dientes de leche con caries Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Los dientes de leche es verdad que se caen, pero no todos a la vez, entre los 6 y 12 años se cambiarán poco a poco todos, de delante a detrás.

Los primeros dientes de leche pueden comenzar a picarse desde bebés, aunque no es común, suele suceder; lo cual significa una preocupación para los padres no sólo por la picadura sino por imaginar cómo sería esa visita al dentista para curarles la picadura o caries. A los niños se les pican más los dientes en comparación con los adultos.

A los bebés que sólo toman leche se les pica los dientes cuando tienen la costumbre de dormir con el biberón, quedando restos de leche en la boca que generarán bacterias que originarán las picaduras. Luego cuando comienzan a tomar jugos, peor aún, las frutas contienen azúcares que se descompone rápidamente al quedar atrapada en la boca, no en vano podemos sentir hasta mal aliento en los bebés. Conforme van creciendo, se suma a la alimentación la incorporación de sólidos, que fácilmente quedarán atrapados entre y sobre los dientes; finalmente las golosinas también aportan su cuota de caries por la cantidad de azúcares y harinas que contienen.

Pero no hay que echar la culpa de las picaduras o caries a los alimentos o inclusive las golosinas, la verdadera culpa es de la mala limpieza de los dientes. Desde bebés es necesario limpiarles las encías con una gasa humedecida, luego sus primeros dientes y finalmente su dentadura con un cepillo de dientes luego de cada comida.

Las primeras muelas de los bebés tienen hendiduras profundas (fosas) y fisuras sobre la superficie de masticación. Estas hendiduras y fisuras son muy delgadas, y muchos cepillos dentales no llegan a limpiarlas bien, y es allí donde las bacterias se acumulan.

Se recomienda que los padres creen el hábito de limpieza en sus hijos, también que los padres cepillen los dientes de sus hijos los 3 primeros años de vida, y luego monitoreen el cepillado por lo menos hasta los 6 años con el fin de garantizar una buena limpieza y prevenir la aparición de las picaduras o caries.

¿Les han explicado alguna vez cuándo se caen las muelas? ¿y los caninos?

Los molares de leche se caen a la edad de 10 años el primero ( el que está detrás de los caninos ) y a los 11 años el segundo ( el segundo detrás del canino). Los incisivos superiores se caen con 7-8 años.

Cuando un niño entre 1 y 10 años tiene caries en estos molares, ¿no creen que merece la pena tratarlos por el tiempo que les queda en boca? Nosotros creemos que sí.

Algunos padres piensan que los dientes de leche son distintos a los adultos y no duelen. Piensen que los dientes de leche son exactamente iguales que los adultos, tienen parecida morfología, ambos tienen raíces y ambos tienen nervio,

¡Claro que pueden doler los dientes de leche!

Las caries en estos molares son iguales que en los adultos, con una diferencia, se usan en el periodo de crecimiento del niño, durante la infancia.

La caries es una enfermedad infecciosa porque está provocada por gérmenes. Toda infección es aconsejable tratarla en cualquier zona del cuerpo. El problema que tienen las caries es que pueden doler, y de hecho a veces lo hace si la caries lleva tiempo en boca.

Además, piensen que los dientes definitivos se forman debajo de las raíces de los de leche, y cualquier infección en el diente de leche puede afectar al definitivo.

Visto 673 veces Modificado por última vez en Lunes, 18 Julio 2016 18:21

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.