Imprimir esta página
Martes, 12 Diciembre 2017 00:00

MORDERSE LAS UÑAS AFECTA A SUS DIENTES Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Cuántas veces hemos visto ese gesto de llevarse las manos a la boca y empezar a mordisquear las uñas. En ocasiones hemos sido nosotros mismos quienes lo hemos hecho.

Situaciones de nerviosismo, ansiedad, estrés o incluso por haberse convertido en una manía contra el aburrimiento, pueden ser las causas de esta dañina costumbre.

Un hecho tan sencillo puede llegar a provocar infecciones e incluso deformaciones en la dentadura.

 -Al morder una uña, en ese instante en el que más enrabietados estamos con ella, tratando de arrancarla, la agarramos con ansia entre los dientes, ejerciendo presión sobre ellos, lo que puede hacer que acabe doliéndote la dentadura. O incluso puede terminar en rotura de dientes, al chocar entre ambos.

 -¿Se ha lavado las manos adecuadamente cada vez que metes los dedos en la boca para morderse las uñas? Si la respuesta es no, ahí está la causa de posibles infecciones. Tanto en las manos como en la uña, que son partes de nuestro cuerpo que más en contacto están con el exterior.

 -La uña puede dañar la encía en el proceso de “mordedura de uñas”. Y esto puede llevar a irritaciones, inflamaciones o infecciones o derivar en enfermedades periodontales.

 -Otra causa más de morderse las uñas son las deformaciones dentales que puede provocar, lo que nos lleve al final a utilizar ortodoncia para corregir aquello que con una simple uña hemos estropeado.

¿Cómo podemos evitar mordernos las uñas?

La costumbre de morderse las uñas es una de las más difíciles de erradicar, llegando a convertirse en un vicio. Pero nadie está solo en esta lucha, os dejamos algunos trucos y consejos para conseguir deshacernos del hábito de morderse las uñas.

-Existen esmaltes especiales para este problema, con sabores desagradables, que hacen que inmediatamente retiremos la uña de nuestra boca.

-Si tienes localizadas aquellas situaciones en las que te muerdes las uñas: esperas, estrés, ansia… trata de evitarlas lo máximo posibles, y si no puede ser, trata de relajarte de otra forma, por ejemplo controlando la respiración.

-Uno de los motivos por los que nos gusta mordernos las uñas es porque relajan, nos calman. Tratemos de encontrar nuestra relajación por otros cauces. Clases de yoga o pilates nos ayudarán en esta tarea.

Visto 61 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Diciembre 2017 00:40
Super Usuario

Lo último de Super Usuario

Artículos relacionados (por etiqueta)