cita

bandera-blog

Viernes, 20 Enero 2017 00:00

ROMPA CON EL HÁBITO DE CHUPARSE EL DEDO Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Rompa con el hábito de chuparse el dedo

Es muy común que los niños se chupen el pulgar, el labio u otro dedo, como una forma de tranquilizarse y conciliar el sueño.


La mayoría de los niños supera el hábito de chuparse el dedo entre los 2 y los 4 años, que es la época en la cual pierden los dientes de leche y aparecen los permanentes. Pero es importante que los niños abandonen el hábito de chuparse el dedo antes de que aparezcan los dientes permanentes, para evitar problemas con la alineación de los dientes y el desarrollo de la boca.
La intensidad con la que el niño succiona el dedo puede marcar una diferencia en los riesgos de los problemas de salud dental que padecerá más adelante. Un niño que se chupa el dedo agresivamente, tiene mayor riesgo de sufrir daños en los dientes que un niño que mantiene el pulgar u otro dedo pasivamente dentro de la boca. De hecho, muchos bebés se chupan el dedo para conciliar el sueño. No obstante, chuparse el dedo es mucho más peligroso que el chupón por el riesgo de infección. Las manos de los niños exploran muchas cosas y hay un alto riesgo de contraer infecciones bucodentales incluso antes de desarrollar los primeros dientes y además de contraer infecciones los dientes pueden salir en una mala posición.
Pero el chuparse el dedo o los labios es un hábito que debe romperse. No siempre es fácil, pero es posible. Pruebe las siguientes recomendaciones:


Alábelo cuando no lo haga. Note cuando el niño no se esté chupando el dedo y alábelo efusivamente, en lugar de regañarlo cuando lo haga.
• Cálmelo y hágalo sentirse cómodo. Muchos niños se chupan el dedo cuando se sienten ansiosos. Trate de determinar las causas específicas de la ansiedad que puede estar llevando a su hijo a chuparse el dedo y abórdelas.
Pídale ayuda al niño. Pídale a los niños mayores que lo ayuden a desarrollar métodos para romper el hábito. Por ejemplo, es posible que los niños mayores solo se chupen el dedo en la noche. Pruebe poniendo un calcetín sobre la mano, o atando dos dedos con cinta adhesiva.
Pídale ayuda a su odontólogo. Pídale al odontólogo de su hijo que lo ayude y lo estimule a romper el hábito de chuparse el dedo.
• Ofrézcale un juguete o un animal de peluche.
• Póngalo a dormir la siesta antes, cuando note que le está dando sueño.
• Ayúdelo a que hable de sus frustraciones en lugar de chuparse el dedo para calmarse.

Visto 221 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.