Imprimir esta página
Martes, 27 Junio 2017 00:00

MORDERSE LAS UÑAS: PUEDE OCASIONAR "BRUXISMO" Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Las personas que muerden sus uñas cuando están estresadas, mastican un lápiz si están nerviosos o aprietan la mandíbula durante actividades como competencias deportivas pueden estar expuestas a mayor riesgo de bruxismo, según la Academia de Odontología General (AGD, por sus siglas en inglés).


El bruxismo, más conocido como rechinar los dientes, es la acción de rechinar o apretar involuntariamente los dientes, y puede ocasionar dolor facial. Las personas que tienen este problema pueden morder demasiado fuerte de manera inconsciente y en momentos inapropiados, por ejemplo, mientras duermen. Con frecuencia, la afección se asocia con estrés emocional.
Con el tiempo, las personas que ejecutan esta acción pueden experimentar dolor en las mandíbulas, tensión muscular, dolores de cabeza crónicos y dientes sensibles. Morder forzosamente cuando no está comiendo puede provocar que la mandíbula se salga de su justo equilibrio. Si el bruxismo no se trata, es posible que el paciente deba enfrentar serias lesiones en el esmalte de sus dientes o que las encías retrocedan en algunas áreas debido al daño en la alineación de la mandíbula. Si durante la noche hay un rechinado fuerte, puede ocasionar destrozos en los dientes y, en algunos casos, los dientes pueden desgastarse hasta la línea de las encías.


Síntomas del bruxismo
Debido a que las personas frecuentemente desconocen que rechinan sus dientes, es importante estar atento a los síntomas y buscar tratamiento si sospecha de bruxismo. Algunas síntomas de bruxismo incluyen:


• La punta de los dientes está aplanada
• Desgaste del esmalte de los dientes, ocasionando sensibilidad extrema
• Ruidos y crujidos de la mandíbula
• Hendiduras en la lengua


Su dentista puede examinar sus dientes para determinar si tiene bruxismo y, si tal es el caso, puede sugerirle el mejor método de tratamiento. La terapia para el bruxismo ayuda a cambiar la conducta de la persona que lo padece, enseñándole a descansar la lengua hacia arriba con los dientes separados y los labios cerrados. Simplemente tener conciencia del problema puede ser suficiente para detener el hábito. Una de las mejores maneras para frenar el rechinado de dientes es eliminar la causa del estrés.

Visto 179 veces
Super Usuario

Lo último de Super Usuario

Artículos relacionados (por etiqueta)