cita

bandera-blog

Martes, 14 Marzo 2017 00:00

AFECCIONES MÉDICAS QUE PUEDEN LASTIMAR SU BOCA Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

¿Sabía que si tiene problemas en otras partes de su cuerpo, estos pueden tener consecuencias en sus dientes y encías? Desde diabetes hasta úlceras, estas enfermedades pueden desgastar los dientes, causar mal aliento e incluso ennegrecer su lengua.

1. Reflujo ácido. Su dentista puede ser el primero en notar la enfermedad por reflujo gastroesofágico, comúnmente conocida como reflujo ácido. Si sufre de esta condición, normalmente una mirada a su boca puede revelar desgaste en los dientes posteriores como resultado de el proceso de disolución del esmalte a causa de un fuerte ácido estomacal. Si experimenta episodios de reflujo durante el día, proteja sus dientes enjuagándose bien con agua para reducir el ácido en su boca. Puede sentirse tentado, pero no se cepille los dientes en forma inmediata; las cerdas pueden dañar el esmalte que aún se encuentra débil a causa del ácido. Para prevenir el reflujo nocturno, asegúrese de no comer dos o tres horas antes de ir a acostarse y evite disparadores como el alcohol, la cafeína y cualquier cosa que sea ácida.


2. Úlceras estomacales. Las úlceras, las cuales se manifiestan como dolores en el recubrimiento del estómago o del intestino delgado, son normalmente el resultado de la bacteria Helicobacter pylori, la cual puede debilitar el recubrimiento que protege el estómago. A pesar de que las úlceras en sí no dañan su salud bucal, el medicamento que se utiliza para combatirlas pueden ennegrecerle la lengua. No se preocupe, el efecto adverso debería desaparecer una vez que termine el tratamiento.


3. Enfermedades renales crónicas. Si tiene aliento a pescado, visite a su médico. El aliento que huele a pescado o a amoníaco puede ser un signo de enfermedades renales, una enfermedad grave que es fatal si no se trata. Como sus riñones pierden la capacidad de filtrar los desechos y toxinas de la sangre, su aliento tomará el olor de su orina.


4. Diabetes. Esta enfermedad inflamatoria generalizada no solo afecta el azúcar en sangre. Las personas con diabetes son más propensos a padecer enfermedades de las encías, caries e incluso pérdida de piezas dentales. Si lo han diagnosticado, asegúrese de mencionárselo a su dentista y tenga mucha precaución cuando se cepille los dientes y cuando use hilo dental.


5. Hipertensión. Si forma parte del cuarto de la población estadounidense que sufre esta peligrosa enfermedad, tal vez tenga algo nuevo por lo cual preocuparse. La medicación para disminuir la presión sanguínea puede acarrear los efectos secundarios no deseados de agrandamiento gingival, una enfermedad en la que sus encías se inflaman y comienzan a crecer por encima de sus dientes.

Visto 183 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.