cita

bandera-blog

Viernes, 10 Febrero 2017 00:00

SÍNDROME DE DIENTE FISURADO Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El síndrome del diente fisurado es una patología poco conocida, difícil de diagnosticar y aún más difícil de establecer el momento y el tipo de tratamiento.

El Síndrome del diente fisurado ocurre cuando en un diente tiene una fisura que es tan pequeña para ser mostrada en los rayos X o está debajo de la encía y es difícil de identificar. Este aparece más frecuentemente en los molares y pre molares.

Muchos de los casos se refieren a dientes sin caries dentales y sin restauraciones, dificultando el diagnóstico. Esta patología se caracteriza por la aparición de un crack o fisura con fractura posterior de los dientes. El origen de este cuadro puede deberse a la existencia de un macrodefecto del esmalte o crack.

Signos y Síntomas
La mayoría de las personas experimenta el síndrome del diente fisurado como un dolor o malestar cuando el diente es expuesto a temperatura frías o calientes. El dolor o malestar no es constante como con una caries.
• ¿Tiene un diente fracturado?
Causa
Como muchas condiciones en la boca, no hay una sola razón para el síndrome de diente fisurado. Por supuesto, las causas más comunes incluyen:
• Las personas que rechinan o aprietan sus dientes
• La forma de dientes de una persona se juntan se puede poner demasiada presión sobre un diente, causando la grieta del diente
• Dientes con grandes zonas mal reconstruidas
• Los dientes que se han sometido a un tratamiento de conductos (endodoncia)
• ¿Tiene usted un diente agrietado?
Diagnóstico
Muchas personas con el síndrome del diente fisurado tienen síntomas por meses debido a que es uno de los problemas dentales más difíciles de diagnosticar. Un examen oral completo, historia clínica dental, radiografías y el uso de una cámara intraoral puede ayudar a la detención de fisuras. Personas con un histórico de diente con fisuras es más probable que tengan otras, ya sea en el mismo tiempo o en el futuro.
1. Dolor súbito, agudo al masticar o al morder, en algunos casos al rebote.
2. Paciente de más de 20 años. La mayor prevalencia es entre los 30 y 60 años.
3. Respuesta positiva a los tests vitales; reacción exacerbada al frío.
4. Los síntomas pueden estar presentes por periodos que oscilan entre semanas y meses.
5. Normalmente difícil localización del diente afectado.
6. El dolor puede aparecer al ocluir y en movimientos excursivos.
7. Las líneas de fractura se distinguen bien clínicamente con magnificación y transiluminación.
8. La radiografía no suele mostrar alteraciones
El síndrome del diente fisurado ocurre predominantemente en el primer molar inferior y los premolares.
Existen muchos casos de fisuras dentarias en los cuales no puede determinarse con certeza la causa que originó el problema; lo que parece estar bien claro es el hecho de que estas fisuras son el resultado de fuerzas que exceden el límite elástico de la dentina y por tanto ocasionan el resquebrajamiento de la misma.
Mientras que las fracturas que involucran a los dientes anteriores generalmente son el resultado de traumatismos dentales.

Prevención
Si usted rechina o aprieta los dientes, hable con su dentista acerca del tratamiento. Rechinar puede aumentar el riesgo de síndrome de diente fisurado.
Tratamiento
Hay varias opciones de tratamientos tales como fijación de adhesivo, colocar una corona, la realización de un tratamiento de conductos o en casos graves, extracción. El tipo de tratamiento que su dentista recomiende dependerá de la ubicación y gravedad de la fractura del diente, así que es mejor programar una cita tan pronto como sospeche que puede tener una grieta en el diente.

Complicaciones
Si la grieta se hace más grande, un pedazo de diente puede romperse. Hay un mayor riesgo de desarrollar una infección en la encía alrededor del diente fracturado. Usted puede notar un absceso en la encía cerca del diente. Si se observa esto, por favor consulte a su dentista para una evaluación de higiene bucal.
Condiciones Relacionadas
Los dientes son notablemente fuertes, pero se pueden astillar, agrietar (fractura) o romperse, lo que puede causar daño a los nervios y cualquier molestia asociada. Además, sobre la base de lo que causó el diente roto, un relleno o corona pueden haberse desplazado o perdido por completo.

Visto 313 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.